Una importante nota aclaratoria sobre las cifras de homicidios de 2016

El Comité Operativo del Centro de Observación y Seguimiento del Delito fue durante mucho la instancia en la que confluían todas las principales fuentes de información sobre Muertes por Causa Externa del Distrito de Cartagena. Este funcionó de manera periódica y sostenida desde hace más de 10 años, a través de reuniones mensuales contando con el consenso de más de 10 entidades entre las que sobresalen de manera muy especial, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía y la Policía Nacional, como fuentes principales.

En el mes de enero del año 2016, por razones de modernización administrativa e implementación de nuevos sistemas de calidad en el Instituto Nacional de Medicina Legal, se suspenden las actividades del Comité Operativo y el suministro constante de la información de la forma completa y consistente con que regularmente se había hecho durante los años de funcionamiento del Comité. Desde entonces, y hasta el mes de septiembre del mismo año no se pudo contar con la información de manera periódica y con el mismo rigor acostumbrado, además que las fechas de llegada de los datos suministrados fueron dispares durante todo el periodo, según la disponibilidad de cada institución. Además, se presentaron otros problemas relacionados como la no homogeneidad en las variables estudiadas, la falta de uniformidad en el registro de datos, la carencia de un criterio único y consensuado para la determinación de las muertes, entre otros, con lo cual se desnaturalizó el procedimiento y el rigor acostumbrado en el registro de la información.

Ello no permitió el regular cruce de información que hace posible la total objetividad en las cifras publicadas, además que afectó de manera negativa la periodicidad acostumbrada en la publicación de informes, mapas, infografías, etc., generando un retraso considerable y un manejo de información que se tornó desigual y de acuerdo a los datos que manejaba cada institución.

Sin embargo, en el afán de consolidarse como la fuente principal de información estadística en materia de delitos y criminalidad en la ciudad, el Centro de Observación y Seguimiento del Delito, prosiguió con su labor de hacer lo posible para lograr un mayor grado de exactitud en la información, aún con la insuficiencia de datos y de variables requeridas, además de no contar con todas las fuentes necesarias para tal fin. Ese proceso dio como resultado un total de homicidios para el año 2016 de 258 casos, producto de un largo análisis de bases de datos en las que, hasta entonces, no se pudo conocer la total veracidad de los datos ahí contenidos, principalmente por el hecho de que estaban anonimizadas y no se hizo posible la identificación de cada caso y su correspondiente registro cruzado según cada una de las fuentes de información anteriormente señaladas.

Dado lo anterior, se insistió en reiteradas ocasiones a las instituciones, a través de correos electrónicos, oficios y cartas que reposan en nuestro archivo de correspondencia, sobre la conveniencia de reactivar el Comité Operativo o por lo menos consensuar entre todas las entidades miembros una cifra objetiva y cruzada para el año 2016. Desafortunadamente la recepción de tales mensajes no fue del todo positiva, especialmente por parte de la Policía Nacional que incluso estuvo ausente en una reunión propuesta para tocar tal iniciativa.

Ante toda esta situación, el COSED avanzó en un ejercicio posterior consistente en la revisión de caso por caso, de acuerdo la información recibida y tratando de minimizar al máximo las desviaciones en el registro de datos, de tal forma que se lograse el tan necesario cruce y poder extraer las variables de la manera más coherente, consistente y precisa. Este procesó demoró cerca de 3 meses, y durante ese tiempo se realizaron envíos constantes de solicitud de información a cada una de las instituciones, resaltando en este respecto la colaboración prestada por el CTI y Medicina Legal para aclarar los puntos pertinentes y competentes a su actividad.

Se pudo detectar, diversas imprecisiones en los registros como disparidad en los barrios de ocurrencia, actualizaciones de casos en meses posteriores a los ocurridos, retraso en la sistematización de algunas causas y modalidades, incongruencias en las fechas de la muerte y de los hechos, etc. Al final del ejercicio, se pudo establecer una nueva metodología de trabajo que, ante la ausencia del Comité Operativo, reduzca al mínimo la cantidad de incoherencias y que sería la idónea para utilizar en los meses venideros, aunque ello implique un retraso leve en la publicación periódica de las cifras.

Una vez revisados los casos, el total de homicidios del año 2016 se ve modificado, encontrando el siguiente balance diferencial de acuerdo a las cifras previamente publicadas:

Año Tipo de Muerte Cifras publicadas Cifras con verificación / Nueva Metodología Casos excluidos
2016 Homicidios 258 238 20

Resumen de casos excluidos

Número de casos Tipo de Exclusión Razón
14 Muertes de abatidos o neutralizados por la fuerza pública Al momento de la recepción de la información, no se tuvieron los elementos y datos suficientes para categorizarlos como tal
2 Muertes ocurridas el 1 de enero de 2017 Una de las bases de datos recibidas los incluían el 31 de Diciembre de 2016, fecha en que ocurre el hecho y no la muerte
4 Tentativas de homicidios Una de las bases de datos del incluían estos casos que fueron aclarados con posterioridad al registro de los mismos
Total 20 casos excluidos

De acuerdo a lo anterior, se denota claramente que la gran mayoría de casos excluidos corresponden a muertes ocurridas mediante un procedimiento policial y en el que mueren 14 personas bajo la modalidad de “Abatidos” o “Neutralizados”, los cuales según el código penal no deberían ser considerados homicidios. Además, se presentaron 2 casos durante el 1 de enero de 2017 y que en una de las bases de datos fue registrada el 31 de diciembre de 2016, dándosele prioridad a esta información. Por último, se observaron otros 4 casos en los que las personas no mueren, sino que por el contrario fueron víctimas de un atentado homicida, pero que por error fueron incluidos en una de las bases de datos que fueron recibidas por el COSED.

Con ello se cierra la cifra en 238 casos, además de hacer notar que, a partir de la fecha, esta cifra consolidada corresponde a la cifra más exacta y rigurosa para el Distrito, y la que debe ser considerada como la cifra oficial para el año de análisis. Además, es importante recalcar que la nueva metodología adoptada, a pesar de reducir al mínimo las inconsistencias que puedan ser encontradas, no reemplaza la exactitud que se obtenía con la operación del Comité. Por tal motivo, se resalta una vez la importancia de esta instancia para el registro, depuración y procesamiento de la información que es presentada y publicada por el COSED.

 

El Equipo COSED

Cartagena de Indias, Noviembre de 2017