Análisis estadístico del comportamiento de los hurtos durante la aplicación del Decreto 1511 de 2017

Con el del decreto 1424 del 20 de septiembre del 2016 en el Distrito de Cartagena de Indias se prohíbe la circulación de motocicletas con parrillero en siete barrios de la ciudad: Bocagrande, Castillogrande, el Laguito, Manga, Pie de la Popa, Crespo y el Cabrero. Inicialmente la medida sería aplicada por un mes hasta el 20 de noviembre del 2016, pero pasado el mes, la administración distrital decidió extenderla por un año hasta el 20 de noviembre del 2017. La prohibición de la circulación de motocicletas con parrillero en los mencionados barrios se estableció con el fin de lograr la reducción de las estadísticas de homicidios, lesiones personales y hurtos registrados en estas zonas principalmente turísticas.

Descargar informe completo, Aquí

El Centro de Observación y Seguimiento del Delito, queriendo aproximarse a una evaluación de dicha medida de política púbica asumida mediante la aplicación de decreto 1424, basado fielmente en las estadísticas de hurtos suministradas por la Policía Metropolitana de Cartagena, identificó el número de hurtos a personas, residencias, comercios, motocicletas y vehículos ocurridos en los siete barrios cobijados por el decreto en el periodo de vigencia del mismo, pero además acotó un periodo similar en términos de número de días y meses desde el día anterior de la publicación del decreto, un año y dos meses hacia atrás, es decir en el periodo 19 de septiembre 2016 – 20 julio 2015, para así poder comparar el número de hurtos ocurridos en el periodo de aplicación del decreto, 20 de septiembre 2016 – 20 de noviembre del 2017, y lograr una aproximación analítica y evaluativa de la media instaurada por la administración distrital.

El análisis realizado permitió concluir a la luz de las estadísticas que la medida no fue lo suficientemente eficiente para reducir el delito de hurtos en los siete barrios seleccionados, que por lo contrario las cifras de hurtos en el periodo previo a la aplicación de la restricción son menores que la cifras registradas durante el periodo de su aplicación. Sin embargo, podría decirse por las declaraciones de los ciudadanos en los medios de comunicación que la medida logró impactar la percepción de seguridad de los habitantes de estos barrios, pero no reducir las cifras de denuncias por el delito de hurtos y por lo tanto tampoco su ocurrencia.

La medida fue extendida una vez más por un año, apareciendo un nuevo periodo de observación y análisis de las cifras de hurtos. El nuevo decreto 1511 prorroga la medida hasta el 20 de noviembre del 2018, pero además incluye un nuevo barrio: el barrio Alto Bosque. A la fecha de publicación de este documento la medida ha sido extendida por un año más hasta el 20 de noviembre del 2019 mediante el decreto 1338.

Dada la disponibilidad de los datos el análisis que aquí se presenta cubre los hurtos denunciados hasta el 31 de octubre del 2018 para los mismos siete barrios, y por separado se observa el comportamiento de los hurtos en el barrio Alto Bosque, tanto en el primer periodo de aplicación de la medida, como en su segunda aplicación, donde es incluido este barrio entre los seleccionados.

La evaluación realizada corresponde a un análisis descriptivo de cifras comparativas entre dos periodos similares, en los que fue aplicada la medida restrictiva, las variables observadas corresponden a los barrios, los tipos de hurtos, los periodos de aplicación del decreto, la modalidad de ocurrencia y el móvil del agresor (por medio del cual se identifica si el hurto fue realizado en motocicleta o no).